miércoles, 10 de marzo de 2010

Un escondite sangriento

Era una noche de tormenta, las típica tormenta de verano. Debido al tiempo decidí quedarme en casa así que fui a coger el teléfono para llamar y suspender los planes, pero no había linea, debido a la tormenta mi móvil tampoco tenía cobertura. Iba a ver al tele pero tampoco iba, quizás la tormenta había estropeado la antena. Al no tener otra alternativa me fui a la cama y busque un libro. Enseguida me acomode sobre la cama y comencé la lectura. De repente, cuando yo ya estaba sumergida en el mundo fantástico que el libro me ofrecía, oí un ruido, algo se había caído al suelo. Supuse que era mi gato, como se altera con las tormentas baje las escaleras en su búsqueda para llevarlo conmigo a mi cuarto.

Al llegar vi sangre en el suelo y pensé que el animal se había hecho daño al tirar el objeto, pero pronto descubrí que no era así, su cuerpo decapitado yacía detrás del sofá. Yo me asuste y grite todo lo que pude hasta quedarme casi afónica, tras mi grito se oyó una risa perversa que venía de la cocina.. Yo me quede paralizada, no sabía si esconderme o ir a ver quién había en la cocina y si todo esto era una broma muy pesada. Como estaba aterrorizada decidí esconderme; en ese momento recordé todos los momentos de mi infancia que pase con mi prima, ahora ingresada en un psiquiátrico desde la muerte de sus padres, jugando al escondite. Esta vez sería un juego mas serio, a pesar de esto me refugié en el mismo sitio, en el cuarto de debajo de las escaleras, y me acurruque en la esquina. En medio de mi confusión escuche pasos, cada vez se acercaba más hasta que alguien se paro en al puerta del cuarto y golpeo la puerta varias veces, la puerta se abrió. La sombra se acerco a mi y me susurro “una vez mas te encontré, primita”. !!Era mi prima!! Alargo su mano en la que llevaba un trapo y pronto caí en un sueño profundo.

Al cabo de un tiempo, no se con certeza cuanto, pero supongo que fueron unas horas, desperté. Desperté con el pulso acelerado, pensé que todo había sido un sueño, fui a buscar a mi gato, necesitaba asegurarme de que estaba bien. Cuando puse mi pie sobre el suelo lo sentí húmedo, había un charco de sangre y en medio de el se encontraba la cabeza de mi pobre gato. Todo mi cuerpo se estremeció, enseguida mire al frente y en la pared escrito con sangre pude leer “Yo los mate”. De pronto, cuando yo aun trataba de analizar la situación algo agarro mi pierna y me zarandeo hasta tirarme al suelo y arrastrarme debajo de la cama.

By: Mefitósfeles

16 comentarios:

123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mefistófeles dijo...

La historia la hice a idea con todos los típicos, de hecho fui yo quien te lo dijo. Día de tormenta, sola en casa, sin linea de teléfono, sin comunicación con el exterior, una risa malvada, se esconde, resulta que todo ha sido un sueño, pintada en la pared con sangre y ser arrastrada debajo de la cama, todo son ejemplos típicos de historias de miedo. Ya habrá otras que no tengan típicos, aunque sea difícil.

Y respecto a que todo son americanadas que son practicamente idénticas estoy de acuerdo, y necesito ver una peli de miedo buena y no esas pachuchadas, pero aquí estamos ablando de un relato no de películas!!

pdt: puto cristian!!

123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mefistófeles dijo...

cristian no te pega nada de verdad jajaja esque nisiquiera me lo puedo tomar enserio viniendo de ti, cada vez que lo leo me entra la risa. XD

peo de todas maneras sin tan bien sabes hacer una buena historia de terror porque no pruebas tu¿? XD si mola de verdad te la publicamos.

123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mefistófeles dijo...

No me puedo tomar esta critica enserio, porque viene de una persona que se otorga el titulo de usuario critico y esta criticando un relato siendo que es incapaz de leerse un libro entero, que además de esto es incapaz de aportar una buena idea, tanto que habla de ellas y se atreve a juzgar las de los demás, mejor algo que nada señor cristian. Puesto que es usted quien esta opinando sobre un tema del cual no tiene ni idea le rogaría que el que se disculpara ante el resto de usuarios de este blog fuera usted

Mefistófeles dijo...

Además repetir que la idea que usted a aportado de que la historia contiene todos los típicos, fui yo quien se la comento a usted primero.

123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mefistófeles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mefistófeles dijo...

Me gustaría que los usuarios del blog supieran lo que a ocurrido. El señor Cristian como no ha sabido defender su argumento, ha decidido hacerse pasar por mi, y publicar comentarios falsos que ya han sido borrados.
Querría añadir una cosa más, señor cristian buscate un hobby o una afición y no sea tan rastrero, ahorre a los usuarios el espectáculo de ver como se humilla así mismo. Gracias.

Un saludo. Mefistófeles.

Umiko dijo...

Joder, ¡qué polémica ha creado tu relato, Mefistófeles! No sé si atreverme a escribir algo yo, igual me apalean. Pero como me da igual, lo haré. Esta tarde escribo algo ^w^U


Umiko.

123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mefistófeles dijo...

Quiero anunciar que el usuario 123 esta siendo demasiado molesto, inventando cosas, falsificando comentarios... Por lo que cualquier comentario suyo sera borrado, hasta que aprenda la lección.

123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
123 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.